14 de diciembre de 2011

Desde mi Muerte (continuación) II

No hay nada más triste que la ausencia. Eso me lo dijo mi madre cuando hace ya muchos años, perdió a la suya. Entonces le dí la razón, quizá por consolarla, o porque era demasiado joven para saber que si hay cosas que pueden ser más tristes que la ausencia. 

Es mucho más triste tener a alguien al lado y estar sola; saber que no puedes llegar a esa persona, que aunque tus dedos rocen los suyos sin querer, no hay nada en ese contacto; más que el puro roce de dos pieles que no se desean, ni se quieren siquiera, y que no tienen nada en común. 

La presencia puede ser peor que la ausencia; y eso es algo que tardamos mucho en entender, y a veces, si logramos entenderlo, ya es demasiado tarde. A veces he pensado que es mejor estar sola, saber que no hay nadie al otro lado de la puerta, a que te la abran por mero compromiso, pero sin ánimo de compartir. Es por eso que cuando supe que me iba a morir, no me dio ni pena ni miedo; quizá algo de alivio, al saber que ahora se acabarían mis males y mis problemas. 

Es verdad que hay muchas cosas que echaré de menos, como el levantarme temprano y tomar un café mirando el mar, desde la ventana de la cocina; o pasear con mi perro por la playa, o leer un libro al lado del fuego. Echaré de menos a las pocas personas a las que todavía quiero; y siento el dolor que mi muerte les está causando. Y lo único que me gustaría es poder hacerles llegar, desde donde estoy, el mensaje de que me encuentro bien aquí, que he encontrado la paz que tanto ansiaba, y que mi alma descansa en donde debe

7 comentarios:

  1. Ainnnnnnsssssss, Chiquilla!!!! Que tristeza...

    ResponderEliminar
  2. Beth,como te he dicho aquí estoy de visita en tu blog, que por cierto me parece bien bonita la presentación así como si fuera un cuaderno, oon sus hojas. Como me he hecho seguidora tuya, te leeré también por aquí.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Asun, es un honor que estés aquí. Lo del diseño no es obra mía sino de mi sobrina virtual, Lucky, a ella hay que felicitarla, por su buen hacer y por sus desvelos. Un beso y te reitero las gracias

    ResponderEliminar
  4. Mi Patita, la vida a veces es triste, pero recuerda que siempre sale el sol. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Tampoco es para tanto, es cosa de poner una plantilla bonita y modificarla lo que se deje.

    ResponderEliminar
  6. Pues me acabo de quedar fatal de la muerte, por que toda la primera parte, es lo que mi madre decia y sentia..y todo el resto, es lo que sentia mi hermana que murió de cancer..

    Como es la primera vez que entro, pues no sé si de verdad hay un pensamiento de muerte o es que estoy espesa y no he entendido nada ;-)

    ResponderEliminar
  7. Es simplemente un relato, una fantasía que escribí hace tiempo. Una mujer que se acaba de morir y que ve a todo el mundo, sabe lo que los demás sienten pero...la gente no la percibe a ella. Yo no lo veo como nada triste, sino como un pensamiento esperanzador, una manera de ver la muerte como algo natural y que forma parte de la vida. Es un ciclo

    ResponderEliminar