11 de noviembre de 2012

GEORGE SAND, LA DOMINADORA



Nació en Paris en 1804. Su verdadero nombre era Amandine Aurore Dupin, hija de familia aristocrática, con lo cual no careció de nada en su infancia. Se casó en 1822 con el barón Dudevant, con quien tuvo dos hijos, aunque se separaron en 1831 y cinco años más tarde obtuvo el divorcio y se llevó consigo a sus hijos.
Cuando empieza a escribir toma el nombre de George Sand, probablemente tomado del apellido de Jules Sandeu, su primer amante y con quien escribe la que será su primera novela "Rose y Blanche". Es entonces cuando empieza también a vestir muy a menudo prendas masculinas y a fumar. Mantiene luego un idilio de varios años con Alfred Musset y entre su círculo de amigos se encuentran personajes de la talla de Flaubert, Listz, Delacroix, Víctor Hugo, Heine, Balzack o Julio Verne.Es una escritora versátil y de su pluma tanto salen novelas, como ensayos políticos, teatro o una autobiografía.
Desde que su marido le pegó una bofetada por un desacuerdo se prometió a si misma que ningún hombre la dominaría y con sus amantes siempre era ella quien llevaba la voz cantante. Quizá por eso el affaire con Prosper Mérimée solo duró una semana. Parece ser que también tuvo una relación lésbica con la actriz María Dorval.
Era tan generosa con el dinero que lo repartía entre amigos y amigos sin tasa, mientras le quedase algo.
Mantuvo un idilio con el abogado Michel de Bourges, que llevó su divorcio del barón, aunque confesaba que él era mejor maestro que amante.
Nunca le importaron las normas sociales y por eso se enamoró, cuando ya era una mujer madura, del profesor de su hijo, de tan solo 23 años.
Sin embargo, ha pasado a la Historia por sus amores con el compositor Frederic Chopin, con quien se fue a la Cartuja de Valldemosa, en Mallorca, con la idea de que mejorase de su tuberculosis. El tiempo húmedo y lluvioso que les acompañó solo hizo que sus males se agravasen. Su relación duró once años y aunque fue él quien rompió, George estaba ya harta de la situación. Sin embargo, Chopin murió con el nombre de su amante en los labios.
Dicen sus biógrafos que el amor de su vida fue Alexander Manceau, al que conoció cuando ella tenía 45 años y el 32. También padecia de tuberculosis y su unión duró 15 años, hasta la muerte de Alexander. Y ya con sesenta años se atrevió a tener como último amante a un hombre 22 años más joven.
George murió a los 72 años, de una obstrucción intestinal, siendo muy llorada por todos sus amigos, que le dedicaron en su funeral sentidas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario