3 de noviembre de 2012

VESTIDOS DIFERENTES


Pídeme que para ti
me ponga cada noche
un vestido diferente.

Seré princesa el lunes
para convertirme el martes
en dulce colegiala
que a la puerta espera,
con una faldita plisada,
a que en mi vida de
nuevo hagas tu entrada.

El miércoles y el jueves
me vestiré de rojo y negro,
con collar de perlas y
diamantes en el pelo.

El viernes daré una fiesta
y será mi traje como los
que llevaba Maria Antonieta;
y hasta de pastora me vestiré
si así tú lo deseas, solo
para que de una manera
distinta, como en juego,
me veas.

Quiero el sábado
ponerme un traje de
esos años cincuenta,
con cintura marcada
y zapatos de terciopelo.

Y el domingo, día de asueto,
quizá pueda llevar
un vestido de encaje
con lazo en la cintura,
para recordarte que de
todas maneras seré yo,
la que tu amor hasta
el final siempre apura

No hay comentarios:

Publicar un comentario