Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

UNA PIEDRA EN EL CAMINO 3

-Si tú lo dices…
Le sonreí, con una sonrisa falsa y meliflua, la misma que le dedicaba a mi suegra cuando venía a comer a casa los domingos.
-Si me perdonas, tengo algo de prisa. Me alegro mucho de ver que estás bien.
-Pero mujer…ahora que nos hemos encontrado, vamos a tomarnos un café y charlamos un rato.
-Te he dicho que tengo prisa-objeté, intentando desasirme de su brazo.
-Pues entonces dame tu teléfono y quedamos en otro momento.
Confieso que dudé por unos instantes; pero al final negué con la cabeza y le dije cuando ya enfilaba el pasillo de las cajas que era mejor dejar así las cosas. No protestó; supongo que su ego había quedado herido y no deseaba otra negativa. Mientras colocaba lo que había comprado para que la cajera me cobrase me sentí algo decepcionada. Pero mientras tecleaba el código de la tarjeta en la máquina y recogía luego el ticket de compra me llamé imbécil por tener siquiera ese sentimiento. ¿Para que iba a tomar café con alguien que en el pasado se había burla…

ESTAR HECHO DE CHICLE

Generalmente los humanos estamos hechos de carne y hueso; algunos con más hueso que carne y otros al revés. Pero hay especímenes que además llevamos una proporción más o menos importante de chicle.
Si, de chicle. Y no es que me haya vuelto loca, o no más de lo normal en mi. El chicle se estira, es maleable, se pueden hacer globos con él, nos sirve para sacar tensiones fuera, como cuando explotamos las burbujas de plástico. Pues para eso mismo están las personas-chicle; para que los demás mortales, más inteligentes, más afortunados y desde luego más dignos de elogio, nos usen y estiren como a los chicles. Las personas chicle sirven igual para un roto que para un descosido. Que estoy mal, le llamo y sé que me escuchará. Que no tengo ganas de tonterías, puede dejarle en la cuneta porque la persona chicle no se sentirá ofendida y volverá como un perrito faldero, con la cabeza gacha y moviendo el rabo en busca de la caricia distraída de su amo. No sirven para sonar…

PAPÁ

Hoy se cumplen doce años de la muerte de mi padre, precisamente a esta hora,más o menos, en que empiezo a escribir. Fue la primera vez que vi morir a alguien. La muerte...cuando somos muy jóvenes no pensamos en ella; la vemos lejana, como algo que a nosotros no puede afectarnos. Luego, a medida quer nos vamos dejando a gente querida en el camino, también vamos tomando conciencia de que es algo inevitable y que forma parte de la vida, como el haz y el envés de una hoja.
No sé si alguna vez tuve miedo de la muerte, creo que no porque era algo que no me planteaba demasiado. Después de presenciar la de mi padre, que se fue en mis brazos, no hay miedo posible. Es el punto final, algo que llega a veces cuando tiene que llegar y otras veces sin llamar a la puerta; pero es solo un paso más.
No contemplo la muerte como final; porque nadie se va del todo mientras algún ser querido le recuerde. Digo siempre que las personas amadas solo se trasladan al cuarto…

EL ARTE DE SABER DECIR QUE NO

Cada cosa, cada trabajo que nos toca hacer en esta vida se puede hacer de dos maneras: bien o mal. A mi me gusta hacer las cosas, cuando puedo, bien. Y ya hay algunas personas que hacen lo suyo, sea lo que sea, de una manera tan perfecta que se convierte en un arte.
Para mi desgracia, yo no he nacido artista. No hay nada que domine hasta ese punto. Si ahora me preguntasen que arte querría dominar...no piensen ustedes que diría la pintura, la música, la escultura...ni siquiera el arte de escribir. No, es mucho más sencillo que todo eso. A mi me gustaría dominar el arte de saber decir que no y quedarme tan fresca.
Es muy complicado en mi estructura mental, que cada vez estoy más segura de que anda algo desestructurada, saber decir que no y luego no tener tales remordimientos que me hacen sentir miserable, mala persona y candidata a las peores cosas que me puedan pasar como justo castigo a mi egoísmo. De hecho, en mi vida he dicho que no muy p…

UNOS CONSEJITOS A LOS CABALLEROS

Consejos vendo y para mi no tengo. Eso dice el refrán y el caso es que a mi no me gustan nada los consejos; ni darlos ni que me los den, sobre todo cuando no los he pedido. Pero...voy a romper mis normas; por una vez, no pasa nada. Y como veo tanta incomprensión entre dos mundos condenados a entenderse, como son el masculino y el femenino, les voy a contar, señores, unas cuantas cosas, y ya luego ustedes hacen lo que estimen oportuno. Vamos por partes, que dijo Jack the Ripper:

1-Cuando una mujer diga que no le pasa nada...le pasa mucho. Insista usted, hombre de Dios, que su santa lo está pasando mal y necesita que la escuche.
2-Si ella le pregunta si la encuentra más gorda, haga el favor de no soltar el típico "ya te decía yo que no te zampases tanto turrón en Navidad". Dígale más bien "tú estás estupenda, cariño, pero creo que como soy yo el que está engordando, va a ser mejor que comamos más verdura y más fruta en esta casa".
3-No le regale flores tan s…

CIEN SONETOS DE AMOR Y LOS VERSOS DE UN CAPITÁN

Los que me conocen saben que Neruda es mi poeta favorito. Me gustan todos sus poemas pero pienso que los mejores son los que componen "Los versos del capitán" y los "Cien sonetos de amor", todos dedicados a su tercera y última esposa, Matilde Urrutia. Los primeros fueron escritos con seudónimo, porque todavía estaba casado con Delia del Carril. Los segundos se inician con una frase que me encanta: "Señora mía muy amada, harto padecimiento tuve en escribirle estos mal llamados sonetos".

He de confesar que si a alguien le interesase enamorarme, cosa que considero improbable porque ya no estoy en edad de esos dispendios amorosos y tengo un carácter bastante insufrible, además de otros muchos defectos que no vienen al caso ni pienso contar, no tendría más que dedicarme unas palabras tan hermosas.

Si, a muchas mujeres se las conquista con flores, a otras con joyas; cuando no habían crisis a algunas hasta con casazas y yates. A…

DIARIO DE UNA GATA 6

Pero no todo ha estado mal en la temporada que pasamos en la casa de esa horrible mujer. Cuando estamos en nuestra casa no encuentro la manera de salir a la calle; aunque la verdad es que tampoco lo he intentado con la suficiente persistencia. Un día pretendí ir más allá de la verja del jardín y Marta se disgustó tanto que al final me dio pena y decidí que no se merecía que le diese esos disgustos. Total, tampoco hallé nada interesante, más que ruidos ensordecedores y un olor muy desagradable. Además, ya he dicho que Marta y yo estamos muy bien en nuestra casa, al menos cuando no están los cachorros ni su padre. Y de las amigas...prefiero no hablar. Pero ellas al menos no se quedan a dormir, tan solo están unas horas y luego se van.
Esto era muy diferente. Estaba obligada a soportar los gritos permanentes de esa horrible señora, que tenía la desfachatez de empujarme con la escoba y echarme del sofá. A mi...que en casa duermo en la cama de Marta, arre…

MUJERES MADURAS

Hay ocasiones en que los sustantivos se usan acompañados de adjetivos que parecen, cuando menos, inadecuados. Es como esas parejas que siguen juntos a pesar de no amarse; por necesidades varias, por los hijos, por la hipoteca, por pereza, por cobardía...por cualquier cosa menos por aquella que sería la única que daría sentido a la unión.
Por eso es por lo que yo no entiendo que tiene que ver el adjetivo "madura" con el sustantivo mujer. Madura es la fruta; pero las mujeres...somos viejas o jóvenes, gordas o flacas, bajas o altas, rubias o morenas, divertidas o ñoñas, pero maduras...no, gracias.
Conozco a jóvenes de ochenta años y niñas de veinte que ya son viejas. Porque el quid de la cuestión no radica ni en las arrugas, ni en las patas de gallo, ni en los michelines, sino en las ganas de vivir, de levantarse cada mañana con la mente y el corazón abiertos para aprender algo nuevo, para conocer gente distinta, para vivir la vida con toda la plenitud de que seamos capaces.
P…

EL SÍNDROME DE REBECA

No puedo recordar las veces que he visto la película, quizá tantas como he leído el libro. Es curioso, Rebeca no aparece pero siempre está presente y la conocemos a través de su eterna presencia fantasmal en la mansión de Winter. Y sin embargo, la pobrecilla y desaliñada recién desposada...no sabemos ni su nombre. No se menciona nunca, tan sólo es Mrs. De Winter, e incluso el imponente Maxim la trata la mayor parte de las veces como a una pobre niña tonta.
Lo bueno de la amistad entre mujeres es que nos hacemos muchas confidencias; no sé si los hombres lo hacen también, pero pienso que no. Son demasiado orgullosos para eso y todo lo adornan; eso de me como una y cuento veinte, como en el parchís. Pero bueno, no he venido yo aquí a estas horas intempestivas para hablar mal de ellos, pobrecillos...si en el fondo me gustan. El caso, que me disperso mucho, es que una amiga me ha dicho una frase lapidaria: "lo peor de ser la segunda mujer en la vida de un tío …

POR QUÉ ODIO LAS NAVIDADES

Si, la odio profundamente. No el hecho en sí que deberíamos celebrar quienes de alguna manera creamos que en algún momento Dios se hizo hombre para cargar con los males de la Humanidad y buscar la salvación de esta especie; con mula y buey o no, con reyes andaluces, orientales, gallegos o medio pensionistas.
Lo que odio profundamente es en lo que se ha convertido. Cenas de empresa, aunque ahora con la crisis, menos; en las que sonreíamos a quienes odiamos con una sonrisa torcida e hipócrita, hasta que el alcohol trasegado hace que alguien pierda los papeles y saque los pies del tiesto. Cenas de familia en donde el hígado se nos revuelve de tener enfrente a la suegra o a la cuñada, a las que no podemos ver ni de lejos y que solo quieren cotillear si la vajilla está limpia, el pavo en su punto y la mantelería inmaculada. Y ya no quiero contarles si la familia primaria se ha roto y los hijos se tienen que dividir y toca dilucidar si con Papá o con Mamá.
Odi…

EN BUSCA DE CALMA

He buscado dentro de mi
esa calma serena que
todo lo amaina,
que me llena de luz
y esplendor, que me hace
dar gracias por nada.

La he buscado en una
vela encendida, en
el sol que a veces me
acaricia cuando entra
por mi ventana.

La he buscado hasta en
el silencio dolorido,
el que llega despacio
cuando el corazón ya
no puede llevar tanta carga.

Pero hoy no la encuentro,
por ningún sitio la veo
y pienso que la quietud
se ha mudado de casa;
y entre tanto no vuelva,
en mis venas deja un
largo rastro de dolor y nostalgia

UNA PIEDRA EN EL CAMINO 2

¿Qué se le dice a un hombre que ha sido el primero que te ha besado cuando eras una niña inocente, y el primero con el que te has acostado? ¿Buenos días, qué tal te va? Nunca había estado en una situación semejante, con lo cual no sabía bien qué decir. Miguel y yo no habíamos acabado de la mejor manera posible; más bien habíamos terminado mal, cuando me enteré de que se había acostado con la que yo consideraba mi mejor amiga, aprovechando que yo había ido al pueblo, al entierro de mi abuela. Durante mucho tiempo le odié con tal fuerza que deseaba, cuando por las mañanas me despertaba, que a los dos les partiese un rayo, les diese un infarto, o, mejor todavía, contrajesen una enfermedad venérea que hiciesen que los genitales se les fuesen desprendiendo del cuerpo, lentamente y a pedazos. Suena muy mal, pero eso era lo que sentía. Por fortuna, la mancha de la mora verde, con otra se quita, y a los seis meses conocí a Juan, el que ahora es mi marido. Miguel se fue diluyendo en mi mente …

PRIMER ANIVERSARIO

Aunque me cueste creerlo, hace ya un año que alguien me hizo uno de los mejores regalos que he recibido nunca: este blog. Y por aquello de que de bien nacidos es ser agradecidos, le doy las gracias a Lucky, mi sobrina virtual, por ofrecerme este lugar en donde, para desgracia de muchos, doy rienda suelta a mi incontinencia verbal; en este caso escrita.
Siempre digo que cuando estoy bien escribo bastante y cuando estoy mal...escribo mucho, porque es lo único que me da fuerzas para seguir adelante; y entre nosotros, es una terapia eficaz y barata.
A todos los que os molestáis en leer de vez en cuando lo que escribo e incluso algunos en comentarlo, os lo agradezco mucho más de lo que con palabras puedo expresar. No pretendo nada especial al escribir; simplemente lo necesito; pero si soy honesta conmigo mismo y con los que en alguna ocasión me hayan leído, si he de confesar que a la mayoría de la gente que escribe...nos encanta que nos lean, y cuantos más, mejor. Sería hipócrita no rec…

DÍA MUNDIAL DEL SIDA

Reconozco que no me gustan los "días de". Los problemas, las luchas, las causas, los hay que defender a diario, no un día en especial. Pero en este caso si quiero recordar que el 1 de diciembre es el día en que parece que por obligación o por costumbre; quizá por imposición, no lo sé, hablamos del SIDA.

Los que vivimos en el primer mundo tenemos la suerte de que hoy VIH o incluso SIDA ya no son sinónimos de una sentencia a muerte, como ocurría en los años ochenta. Hoy es una enfermedad crónica, como puede serlo la diabetes. Otra cosa es lo que pasa en las sociedades menos afortunadas, como el continente africano, por ejemplo. Allí sigue siendo una condena. Y lo triste es que hay niños que antes de nacer, ya en el vientre de su madre, nacen condenados.

Pero todavía sigue siendo una condena a nivel social en este mundo avanzado y progresista que hemos creado. Nadie se avergüenza de decir que padece cáncer, o una enfermedad cardíaca, pero a poca…