1 de diciembre de 2012

DÍA MUNDIAL DEL SIDA




Reconozco que no me gustan los "días de". Los problemas, las luchas, las causas, los hay que defender a diario, no un día en especial. Pero en este caso si quiero recordar que el 1 de diciembre es el día en que parece que por obligación o por costumbre; quizá por imposición, no lo sé, hablamos del SIDA.

Los que vivimos en el primer mundo tenemos la suerte de que hoy VIH o incluso SIDA ya no son sinónimos de una sentencia a muerte, como ocurría en los años ochenta. Hoy es una enfermedad crónica, como puede serlo la diabetes. Otra cosa es lo que pasa en las sociedades menos afortunadas, como el continente africano, por ejemplo. Allí sigue siendo una condena. Y lo triste es que hay niños que antes de nacer, ya en el vientre de su madre, nacen condenados.

Pero todavía sigue siendo una condena a nivel social en este mundo avanzado y progresista que hemos creado. Nadie se avergüenza de decir que padece cáncer, o una enfermedad cardíaca, pero a poca gente encontraremos que se atreva a decir que padece SIDA; ni siquiera que es seropositivo, porque de inmediato sería condenado al ostracismo social. Habría gente que no le saludaría con un apretón de manos, ni le invitaría a tomar café a su casa, ni dejaría que jugase con sus hijos. Dejemos de vivir en la hipocresía y la ignorancia; es más fácil contagiarse de gripe que del SIDA, y no convirtamos a la gente que padece la enfermedad en los leprosos del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario