16 de mayo de 2013

TU MIRADA EN MI MIRADA



Cuando las luces se apaguen y no
se vea ya el sol como
brilla por detrás de la montaña,
cuando las nubes de otoño
cubran otra vez tu cara
y vuelvan las sombras amargas,
dime, ¿que le quedará a tu vida
y la mía más que el deseo
que se moja en nuestra almohada?

Cuando la juventud temblando por
caminos de nieve se escape
y el viento del norte nos diga
que ya la muerte por un camino
de escarcha, callada y en silencio
avance, solo nos quedará dejar
hablar al otoño y que se bañe
tu mirada en mi mirada

No hay comentarios:

Publicar un comentario