29 de julio de 2015

ESCUDO






De jirones de mi carne ensangrentada,
de trozos de mi alma atados
entre ellos con lágrimas,
de pedazos de mi corazón
ensartados en una espada,
de todo eso estoy tejiendo
una especie de chaleco antibalas.

Aunque a veces pienso que más
se parece a una coraza,
hecha con metal de nubes
y gritos que huelen a plata.

Y en cada momento, amor mío,
mi eterno desvelo, mi corazón
entero están contigo:
aunque para ello tenga que
atravesar valles y vadear ríos.

Y para que nada te dañe seré
yo tu escudo, quien te guarde
del viento y del frío,
quien vele tu sueño en invierno,
quien mantenga siempre
caliente y seguro tu nido.

2 comentarios:

  1. Vi tu artículo muy original en absoluto, me encanta cuando la lectura no es aburrido y también su muy buen diseño blog. Gracias por darle una nueva inspiración para mí. hasta luego Obat Kolesistitis Kronis

    ResponderEliminar