28 de agosto de 2015

POESÍA






Arderás en un infierno
de pena infinita,
te perseguirán mis recuerdos
igual que el volcán enfermo
que escupe lava maldita.

Cuando te eché de mi vida
te llevaste contigo lo
que yo más quería,
me he quedado sin versos,
ya no tengo poesía.

Me has matado sin balas,
me has dejado vacía,
no puedo hacer versos,
me has robado la vida.

Ya Penélope no teje,
nada espera, tan solo
poder volver a escribir
algún día, y de nuevo
sentir en mis venas
la dulce droga de
estrofas y rimas, el
dolor suave con que
me cura unir palabras
entre cualquier alma
y la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario