8 de noviembre de 2015

LOCA





Loca le llamaban
y ella lo creyó
por un momento,
y se debatió entre el dolor
y el tormento.

Se dejó cortar las alas
y permaneció quieta,
como lo hacen las alimañas,
sumergida entre mares de infamia,
alejada del mundo,
sin conocer el Amor.

Le llamaban loca,
y lo peor es que les creyó.
hipotecó su vida,
vivió anclada en el temor.

Hasta que un día, sin
sabe cómo, por fin despertó.

Y puede erguirse, orgullosa,
porque loca o cuerda,
de las ataduras que la apresaban
por fin se desató.

No hay comentarios:

Publicar un comentario