7 de noviembre de 2015

SE ESCONDÍA






Se escondía.
Siempre se escondía.
Detrás de unas gafas de sol
en los días mojados,
detrás de un sombrero,
fuese invierno o verano.

Se escondía detrás de
un millón de palabras,
de letras unidas
en un baile de muertos
donde todo era oscuro,
triste y frío
como el infierno.

Se escondía a ratos
de sus recuerdos, y otras
veces volaba hacia ellos
para quebrarse de nuevo
en cien mil llantos eternos

3 comentarios: