26 de diciembre de 2015

INSOMNIO






Esta noche, amor, el
Insomnio ha sido mi
compañero de cama
y no ha querido abandonarme
ni a las seis de la mañana.

No había suficiente Lorazepam
para que yo hiciese
las paces con mi almohada.

Me faltaba tu calor,
a mi lado no respirabas y
ninguna mano había que
estrechar bajo las sábanas,
ni siquiera tu voz
que me envolviese hasta
adormecerme el alma.

He tenido que mirar
sin ver, amor, mil
imágenes que llevo
en el corazón grabadas,
esperando que el sueño
llegue, quizá con el
Año Nuevo, o tal vez
como regalo de Reyes.

Mientras tanto, amor,
hago planes en silencio.
Me paseo por la Alhambra,
visito en Teruel a Isabel
y a Diego; llego a Lisboa
cansada ya, pero un fado
me revive y puedo remontar
el vuelo hasta que entro
en tu pecho y me baño
de nuevo en tus ojos mientras
tus dedos me recorren despacio
y poco a poco me invade el sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario