9 de enero de 2016

QUIERO







Quiero beberme tus ojos,
quiero acunarme en tu pecho,
quiero, amor mío, que cada
noche me arropes, y que
seas la causa de todos mis desvelos.

Quiero que sea agosto,
aunque el calendario diga enero,
quiero sentir que el sol
me lame la piel igual
que lo hacen tus besos.

Haz que nos encontremos
como lo hacen en ese punto
mágico tu mar y mi océano;
dime que tú tampoco vives, amor,
si no te despiertan mis besos.

Quiero quererte, amor,
como se ama lo eterno,
que te ancles en mi cuerpo
como el navío se refugia
cuando hace mal tiempo.

Quiero ser tu puerto seguro,
tu reposo, el descanso
a todo ese desconcierto
que nos produce la vida
cuando lo único seguro
es un amor que no cesa,
que a través del tiempo perdura.

2 comentarios:

  1. Un poema precioso. Ojalá una mujer me escribiera tan bellos versos. Mi enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Alguien, tarde o temprano, lo hará. A mi han tardado media vida en escribirme versos. Pero cuando algo se desea con fuerza, se tiene

    ResponderEliminar