14 de enero de 2016

SUEÑOS COMPARTIDOS







Hablemos, amor, de
lo que sea, dime
cualquier cosa.

Al fin y al cabo,
sólo quiero oír tu voz.

Háblame al oído,
dime que me quieres,
cuéntame historias
de lugares lejanos
y llévame, amor,
a paraísos perdidos.

Acaricia despacio mi cuello,
que tu mano se detenga
en mi garganta,
que tu barbilla roce mi pelo.

Quiero olisquearte como
una loba a sus cachorros,
beberte despacio, amor,
mezclarme contigo en
un baile antiguo y eterno
que nos lleve más allá
de los dos.

Átame a ti con cadenas
plateadas, siénteme
a tu lado despierto y dormido,
hasta que nuestros sueños
se mezclen, amor,
y se confundan tus recuerdos
con los míos, de esa extraña
manera que tan sólo
consigue el Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada