3 de febrero de 2016

ÁTAME





Átame con cadenas
de plata,
rodéame el cuello con
un collar hecho
de cuentas de besos.

No quiero joyas, no
quiero perlas, tan solo
necesito que tu mundo
se encierre en mis caderas.

Quiero alojarte en
mi vientre, amor,
ser tu refugio cuando
vuelvas cansado,
tu alimento al mediodía,
el café de la mañana,
tu cóctel de vitaminas.

Compartamos una
copa de vino,
y moja luego tus
labios en los míos,
déjame que sea, amor,
el nudo que ate
nuestros cuerpos;
un lazo de seda
suave y callado
que envuelva cada
noche tus sueños
y te haga olvidar
el pasado.

Sólo hay ahora,
el mundo entero
me cabe en tus manos.

Deja que me emborrache
en tus ojos, y siembráme
amor de primavera
para que se nos haga
más corta y dulce
la espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario