10 de febrero de 2016

CARRETERA SIN TI





Hoy la carretera
me olía a ti.

Cada semáforo me
decía que nos había
visto pasar, que
tenía envidia de
mi sonrisa cuando
a su lado me
tenía que parar.

La lluvia me contaba,
amor, que las gotas
mojan menos cuando
caen sobre dos.

Y el torreón me guiñó
un ojo hecho de
piedras antiguas y
de días grises, esperando
como una vieja
gloria del cine
otra sesión de fotos
en donde poder lucirse.

Cada calle me
habló de ti,
y hasta el coche
se sentía un
poco triste porque
un solo pasajero
hace el viaje
callado, sin reírse.

Tampoco la música
quería sonar,
y hasta las luces
de las farolas tardaban
más en alumbrar.

Todo amor, te echa
de menos. Quizá
sea que por simpatía
acompañan mi pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario