11 de febrero de 2016

LIMONES






Te alimentaré, amor,
de limones.

Limones tiernos, dulces
aunque nadie más que
tú lo sepa,
y con sabor a invierno.

Limones amarillos
y jugosos que en
tu boca derramen
su jugo para que
con ellos sacies
tu sed amor mío,
y sientas como
tu cuerpo se hace
uno con el mío.

Limones criados
con mimo,
con arrullos amorosos
que tengan olor
a pino.

Limones que te hablen
de mi, de las tardes
de invierno, de días
de diciembre, enero
y febrero;
y que presientan, amor,
primavera y verano,
muchas tardes y noches,
y hasta mañanas, amor,
para pasear tú y yo
de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada