21 de febrero de 2016

MÚSICA






Ahora te añoro, amor.
Los domingos son tristes
cuando tú no estás.

Mi corazón atraviesa
mi océano y tu mar,
se acerca a tu cama,
te roza la frente
y te deja un beso suave
que te recuerde
que la Ausencia
no es el Olvido y
que nada es tan
importante como tu
bienestar.

Nada más lejos, amor,
cuando tu ausencia
me hace extrañar
tus caricias, y me
contento con tu voz.

Cuento los días,
las horas, y el reloj
no avanza, sólo me
mantiene saber que
nos une la distancia
y que ahí dentro,
muy dentro, estás.

Me consuela pensarte
amor, y saber que ves
el mismo sol que yo,
que la poesía nos une
y que siempre estás
en mi corazón.

Sólo recuerda que eres
mi vida, y que la música
lleva a tus labios
mi calor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada