31 de marzo de 2016

ESTABAS






Hoy ha llovido tanto, amor,
que sentí que me ahogaba.
La carretera era tan solo
asfalto gris, triste y solitaria.

Tú no estabas.

Escuchaba música, los
limpiaparabrisas a toda
prisa viraban, y yo
mientras...te pensaba.

Cuando tu sombra tose
amor mío, la mía
también la acompaña,
porque la soledad ya
no existe mientras
tenga tu voz y
me acaricie, aun
en la distancia, tu mirada.

Y me mojé de lluvia, a
veces también de lágrimas,
pero a cada kilómetro,
aunque viajaba sola,
muy dentro de mi
te llevaba.

3 comentarios: