6 de marzo de 2016

REGRESO SOLITARIO





He regresado sola, amor.

Más callada que antes,
más cansada, con
miedo al lunes y
a una noche, la primera,
si tu mano en la mía;
sin que me levante por
la mañana de puntillas
solo para verte dormir,
amor mío, para acariciarte
en silencio
y sentir que llenas
mi vacío.

Él me espera en la puerta,
pero al no verte entrar
también se siente perdido.
Sé que esta noche dormirá
sobre tu manta, huele a ti
y servirá para que los
dos nos sintamos
menos vacíos.

El corazón me duele un
poco, amor, lo justo
para saber que vivo;
que mañana será un día
menos para poder sentir
de nuevo que tus ojos
se funden en los míos.

Y me vestiré de luna,
me haré trenzas para
llamar a la primavera,
sonreiré cada mañana
y sólo saber que existes
será el motivo
para desear que amanezca.

Y tú dormirás, amor, cada
noche te abrazarás a mi
ausencia y aún a través
de tu mar y mi océano
sabré llevarte
mi presencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada