8 de marzo de 2016

SOBRAN LOS VERSOS






Cuando te tengo,
sobran los versos.

Los escribo en tu carne,
quedan grabados, amor,
en tu piel.

Pero en la distancia
me alimento de poesía,
me cura el alma,
hace que me sienta
menos perdida.

Mientras escribo rememoro
tus labios y mis dedos
trazan versos mojados
y me recreo en tu boca,
siento como me roza
hasta herirme la piel
en una batalla que
pierdo en pequeñas derrotas
que me saben a miel.

La poesía nos une, amor,
nos enlaza las manos
en un baile infinito;
hace que mi alma
se beba la tuya
en un banquete en donde
andamos caminos que
nadie antes había escrito.

2 comentarios:

  1. Bello. Muy romántico. No hay mejor poesía que la que escriben dos amantes con sus labios y con sus caricias, cuando sus cuerpos son el papel y sobre ellos trazan románticas líneas.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por leer Javier. Y por leer con atención. Un abrazo

    ResponderEliminar