13 de abril de 2016

AROMAS






La casa me envuelve
en un abrazo fragante
de olores familiares, amor.

Me rodea de tus recuerdos,
de tu olor.

Y puedo sentarme en
tu butaca y soñar
que tengo tu calor.

Tu ropa en el armario,
el sonido de tu voz,
el café de la mañana,
tu cepillo de dientes,
una vela que arde
cerca de la ventana...

El aroma de la vainilla
que se me pega
en la falda...
todo eso somos, amor,
tú y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada