15 de abril de 2016

DIBUJOS






Dibújame despacio, amor,
traza con tu lengua un
camino desde la punta
de los pies a mis tobillos,
y detente en cada una de
mis uñas, bésalas hasta
sacarles brillo.

Sube luego hasta mis muslos,
dibuja cada vena, traza
con tus dedos surcos de amor
en mi carne, dibuja luego
tu deseo en mi
cintura, y dime al oído
que no puedes estar sin mi,
que soy yo quien todo te
cura, tu sol y tu luna.

Quédate parado en mi vientre
y hazme sentir que soy tuya,
haz una escala en tu viaje
y descansa, amor,
deja que mis dedos
acaricien tu pelo, cierra
los ojos y arráncame la vida
a trozos mientras me lleno
de ti y como la hiedra
me enredo en tu cuerpo
para quedarme luego allí
aovillada, en silencio.

Y duérmete luego en mi,
amor, amaneceremos juntos,
unidos como las estrellas
y el cielo, como el miedo
y el vacío, como la lluvia
y las nubes, como el temblor
y el frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada