25 de agosto de 2016

AMIGAS




Estos días estoy un tanto nostálgica. Quizá porque he planeado un viaje que, si Dios quiere, me llevará a una parte muy importante de mi pasado, y tengo sentimientos encontrados. Por una parte, estoy deseando subir al avión y dejarme seducir por las montañas pardas que se vuelven azul o violeta cuando se pone el sol; y por otra tengo un miedo horrible a descubrir que igual en ese momento me pongo a llorar, con lo que yo odio llorar cuando la gente me ve. Sin embargo, si hay algo que los años, las canas y las arrugas me han enseñado es que los sentimientos hay que dejarlos salir, porque si no se enquistan y hacen daño.
Y todo esto me lleva a pensar lo importante que son las amigas en nuestra vida. Ahora mismo en la mía hay algunas que me están ayudando mucho más de lo que se imaginan.
¡Es tan agradable que pasen años y años y de repente volver a encontrarte con alguien y sentir que como dice la canción, veinte o incluso treinta años no son nada!
Y también es importante que alguien entre de puntillas en tu vida y se vaya haciendo un hueco tan hondo que no te importa que conozca tus más íntimos y vergonzantes secretos, o que te haya visto caída y derrotada y aun así haya estado a tu lado y te haya ayudado a levantarte, aunque sea a base de mojitos…que el medio da igual, lo que importa es la meta final.
Las cosas en la vida van y vienen, casi todas. Las amigas, cuando son de verdad, permanecen.

Gracias. No he dicho nombres, pero ellas saben…

2 comentarios:

  1. Extraño tus escritos
    Viaje exterior/interior
    Espero
    Gustavo

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido Gustavo. Me alegro de ambos viajes. Yo espero emprender uno al pasado en apenas dos días. Y también espero volver renovada. Un abrazo

    ResponderEliminar