7 de agosto de 2016

POR EL HIJO PERDIDO





Y de repente, en una
tarde soleada donde
todo parece hermoso
apenas un mensaje
llega y lo cambia todo.

Un segundo apenas,
un suspiro que esconde
un sollozo, y una
vida que se quiebra
mientras otros sienten
que lo han perdido todo.

¿Por qué es tan breve
la Muerte y tan larga
la Ausencia?

Apenas un segundo
y se ha borrado
ese latido
que rompe tantas
cosas que quien
se queda quisiera
no haber perdido.

Una vida, un nombre,
una huella,
sollozos compartidos,
quizá algún lamento
que nunca se acalle
porque no se olvida
al hijo perdido.

4 comentarios:

  1. Qué impacto esa pérdida inesperada y que como bien dices en un instante puede cambiarlo todo y de qué manera tan punzante y perpetua
    Bendiciones a los Hij@s que marcharon antes sin avisar

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gustavo. Es una herida que nunca se cura, creo que ni llega a cicatrizar.

    ResponderEliminar
  3. Creo que se se puede reducir el dolor cuando escribes lo que sientes. Creo que la literatura es el espejo de nuestra alma. Gracias por tu publicación. No soy escritor, pero también estoy intentando escribir desde el espejo de mi alma. Te invito a visitar mi blog y a que me des tu opinión sobre el libro que estoy tratando de escribir.Gracias.
    Mi blog:dentrodemimente84.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tus palabras. Tampoco es que yo sea escritora en el sentido estricto de la palabra, supongo que me viene grande el título. Simplemente escribo. Con mucho gusto veré tu blog. Saludos y muchas gracias por tu tiempo. Te deseo mucha suerte con tu proyecto

    ResponderEliminar