9 de septiembre de 2016

VOLVER




Volver a las montañas
azules, al mar en calma
y a un cielo limpio
de nubes.

Volver con las manos
vacías de sensaciones
amargas y el corazón
abierto al Mañana.

Volver, como en el tango,
pensando que ni veinte
ni treinta años son nada,
y pensar que es bueno
poder, todavía, levantar
la mirada.

Volver con el sol
quemándome el alma,
y la piel viva
de caricias renovadas.

Y marcharme de nuevo
pagando al salir
por sobrepeso
de recuerdos.

3 comentarios:

  1. Precioso Mabel, el volver muchas veces da miedo, yo también tengo un lugar al que volver pero no es fácil. Tu poema me ha llegado al corazón, gracias por escribir cosas tan lindas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti. Volverás. Y te sentirás nueva y en paz. Verás...besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti. Volverás. Y te sentirás nueva y en paz. Verás...besos

    ResponderEliminar