7 de diciembre de 2016

NIÑA DE AGUA






Ayer las niñas de agua
se revolvieron enteras
en sus tumbas pequeñas,
hechas de conchas marinas
alfombradas de madreselvas.

No hay versos hermosos
que borren el abandono,
que curen la tristeza
de sentirse perdida
en medio de una
marea podrida y negra.

Ni letras de un capitán
encaramado a una
soberbia, que huye
de lo que es suyo, que
olvida su sangre
para refugiarse
en sus letras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada