10 de mayo de 2017

LLUVIA



Huele a lluvia
recién nacida,
a tierra empapada
de vida, de lujuria
y deseo, de flores
que se abren
como las velas
al viento.

Huele a pájaros
en sus nidos,
a días largos,
a trinos de aves
no han alzado
el vuelo, quizá
esperando a que
las mate el invierno,
de igual manera
que se mueren
las ilusiones cuando,
aunque el tiempo
no pase, el alma
se hace vieja
y dejan de verse
las estrellas en
el cielo.

2 comentarios:

  1. Parece mentira las cosas que cada uno evocamos con la lluvia. Precioso Mabel!! un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias mi querida Inma. Aquí...es que llueve con arte

    ResponderEliminar